Entrevista a José Luis Rebordinos: director del Festival de San Sebastián

Llevábamos varios años queriendo galardonar a Marion Cotillard

Desde Historia del Cine.es, hemos tenido el inmenso placer de hablar con José Luis Rebordinos, Director del Festival de Cine de San Sebastián. A lo largo de esta entrevista, José Luis nos habla de los temas más de actualidad en torno a la edición de este año. Agradecemos desde este medio al Festival de Cine de San Sebastián y al propio José Luis Rebordinos, su inmensa generosidad y atención para que esta entrevista pudiera salir adelante.

P: A pocos días de la gran cita, ¿Cuál es tu estado de ánimo? Supongo que debe ser una mezcla entre mucho estrés e ilusión…

R: Yo creo que los has definido bastante bien (Risas). Bueno, ya son diez años que llevo como director del Festival de Cine de San Sebastián, por lo cual ya tienes las habilidades para llegar a este punto; es decir, más o menos ya sabes lo que te espera a medida que van acercándose las fechas, como puede ir el festival y demás. 

Pero sí, estamos en fechas estresantes, pero como solemos decir, ya no puede ir a mejor el festival; en todo caso se pueden caer cosas, pero al menos por ahora afortunadamente, no se ha caído nada importante. 

José Luis Rebordinos

J.L. Rebordinos

También está la realidad  que nos marca la pandemia, que cosas que en ediciones pasadas podrían estar ya preparadas con un mes de antelación, ahora tienes que esperar para tener la confirmación definitiva de cómo van a ser. Por ejemplo, todavía no tenemos una confirmación de aforos, aunque si hemos tenido que tomar ya decisiones como la de no celebrar fiestas, no hacer actos oficiales o de no hacer alfombras rojas con público. 

Por lo cual, ese estrés que traía ya consigo la organización del festival en otras ediciones, hay que añadir el estrés dado por las cuestiones derivadas de la pandemia. Sin embargo y como es evidente, hay muchísima ilusión que se sobrepone a eso. Te pasas un año entero trabajando, para ofrecer una gran programación para los nueve días que dure el festival, con la ilusión de que llegue a gustar lo máximo posible. Me resulta muy bonito ir viendo las reacciones del público, a medida que se van proyectando las películas y vas escuchando todo el feedback de la gente. Por lo cual sí, estresado pero muy ilusionado.

P: Al hilo de lo que comentabas de los retos a los que el festival se enfrenta en relación a la pandemia del COVID-19 ¿Cómo es ser el director de un festival de cine en tiempos de pandemia?

Pues es ser un director que vive todo el año con muchas incertidumbres. Es cierto que hay cosas que más o menos puedes prever, pero no todas y luego tienes que tomar muchas decisiones a última hora o ir cambiando las decisiones según la situación que se viva en ese momento. 

Aunque es cierto que han sido dos años complicados, en los diez años que llevo como director del festival, me he tenido que enfrentar con otras situaciones adversas; de hecho cuando yo entré a ser el director del festival, era justo en los dos últimos años de la crisis económica. En aquel entonces la situación fue muy complicada, sobre todo porque se trataba de una crisis estructural. Eso fue una debacle económica brutal y aunque la pandemia también ha supuesto una crisis económica, más que estructural ha sido por parón del funcionamiento de la economía. 

Es por ello, que considero que esta situación es menos dura que la crisis anterior, pero sí que nos lleva a una incertidumbre absoluta por otra parte; es decir, nos quita las certezas. Dicho de otra manera, la crisis anterior fue más dura, pero esta es mucho más difícil de gestionar. Fíjate que a día de hoy estamos a 20 días del Festival y en los cines de San Sebastián solo puede haber un 35% de aforo en las salas; nosotros con ese 35% no podríamos hacer el festival, tendríamos que suspender. Con un 50% o 60% que es la situación que se espera, más o menos nos podemos manejar, aunque va a seguir siendo una situación dura.

festival de cine de san sebastian

P: ¿Cuáles son los principales motivos que pueden augurar un mejor Festival de Cine de San Sebastián, en comparación con la proeza de la edición anterior? 

R: Honestamente, no tengo esa necesidad de superar el trabajo del año anterior, aunque lo pienso; es decir, cada edición es diferente y la cosa es conseguir a hacer una buena edición. Date cuenta que según quien juzgue el festival, lo va a ver de una forma o de otra; un poco como pasa con las películas, que se puede dar de que una película en la prensa local haya encantado, en la nacional menos y en la internacional la hayan odiado. 

Por tanto suele ser muy relativo, al estar presentando cosas nuevas en un evento de estas características. Yo creo que los grandes retos de este festival, son el seguir manteniendo una programación cinematográfica de calidad, ser un festival que el que venga pueda ver lo mejor del año de otros festivales, seguir siendo un festival de público a pesar de la pandemia y por último seguir manteniendo que sea un lugar de negocio y en que se intercambien ideas.

P: A causa de la pandemia, las plataformas de streaming se han visto engrandecidas aún más, debido a que las salas de cine se han visto damnificadas por las medidas sanitarias. ¿Cuál es tu opinión sobre la presencia que va a más, de las plataformas de streaming? 

R: En nuestro caso, cuando hacemos la selección, lo que hacemos es buscar aquellas películas que nos parezcan interesantes y de calidad, sin mirar quien la ha producido; ya esté producida por una productora convencional o si esté producida por una plataforma. Es por ello que en nuestra programación, hay todo tipo de películas mezcladas. Es verdad que por primera vez en la sección oficial, va a competir una película original de Netflix, que va a ser la película Distancia de rescate” de Claudia Llosa

Por otro lado, tenemos películas en distintas secciones del festival, que son también producciones llevadas a cabo por otras plataformas. A parte de Netflix también hay una película de Apple Tv, por lo cual nosotros no hacemos distinción en ese sentido, yendo a por todas esas películas que consideramos interesantes. Creo que las plataformas de streaming y las producciones clásicas por así decirlo, van a tener que cohabitar. Otra cosa es como se adecue el mercado, a que haya películas que se estrenen directamente en plataformas o en cines y en plataformas, etc… 

Nos encontramos en un momento de cambio y todo parece ir muy rápido, que tal vez la pandemia haya tenido algo que ver en ello. Puede que esta realidad no haya permitido hacer estos cambios de manera más pausada y con ciertas garantías, pero yo la verdad que soy optimista en relación a esto. El hecho de que los nuevos dispositivos electrónicos nos permitan ver películas en una alta calidad fuera de las salas de cine, creo que es algo bueno; a pesar de que siempre seguiré pensado, que la mejor forma de disfrutar de una película es en una sala de cine.

P: En un año en el que se está hablando más que nunca de Marion Cotillard,  por el estreno de “Annette” en Cannes y ahora en las salas de cine españolas, le habéis otorgado uno de los  Premio Donostia 2021 como colofón final. ¿Debe de ser todo un orgullo poder contar con ella para esta edición no? 

R: Totalmente, la verdad es que llevábamos bastantes años intentando traer a Marion Cotillard al festival, que por distintas cuestiones no pudo hacerse, al no coincidir con la apretada agenda que tiene una actriz de sus características. Este año ha podido darse y además, coincide que ha producido una película relacionada con el cambio climático, llamada “Bigger than us”. 

A raíz de que ella se ha dado un tiempo para promocionar esta película, pudimos llegar a ella y proponérselo. La verdad que le encantó la idea cuando se lo propusimos y aceptó. Pero insisto, Marion Cotillard es un Premio Donostia que lo hemos intentado en otras ocasiones, porque consideramos que tiene una obra cinematográfica espectacular y porque es una de las grandes actrices del panorama internacional.

Trailer de Annette

P: En el caso del otro Premio Donostia otorgado a  Johnny Depp, también es una gran noticia para el festival, tras haber venido en la pasada edición a promocionar “Crock of Gold” de Julien Temple. ¿No es así? 

R: Por supuesto, creemos que Johnny Depp es un actor también con una obra impresionante y que está haciendo una labor como productor también estupenda. El año pasado cuando vino aquí nos quedamos encantados con él, ya que demostró ser una persona súper educada y muy respetuosa. Normalmente a alguien que ha venido la edición anterior al festival, es raro que al siguiente año le ofrezcamos el Premio Donostia, pero a causa de la pandemia, muchísima gente se nos acercó a decir que lamentaba no haberlo podido ver por la situación sanitaria. 

En ese momento nos dimos cuenta que era un Premio Donostia estupendo, por lo que ya empezamos a hablar con él y su agente en octubre y noviembre del año pasado, que acabó por cerrarse del todo alrededor de mayo de este año. Claro, nosotros estábamos convencidos de que este año sí habría la posibilidad, de que la gente se le pudiera acercar a pedir autógrafos o estar en la alfombra roja; algo que desgraciadamente, no va a poder producirse al igual que pasó el año pasado. 

Nosotros afrontamos la realidad que nos toca vivir, que es muy parecida a la que va a tener el Festival de Cine de Venecia, que ya ha anunciado que contará con un aforo del 50% durante las proyecciones. Nosotros ante todo queremos garantizar una edición muy segura, siguiendo al 100% lo que nos marquen las autoridades sanitarias; ya que son las que saben de verdad, lo que puede hacerse y lo que no.

Entrevista Director del zinemaldia

P: En unos tiempos en los que parece que las redes sociales tienen la potestad de dictaminar quien es culpable y quién no, vosotros habéis seguido de todas formas apostando por vuestro propio convencimiento y parecer, sin caer en lo políticamente correcto.  En ese sentido, ¿no te pareció un poco locura lo que pasó tras el anuncio de Johnny Depp, cuando ni tan siquiera ha sido condenado por la justicia a día de hoy? 

R: Bueno, no solo no ha sido ni condenado, sino que ni tan siquiera tiene una denuncia por maltrato; es decir, tiene denuncias por difamación pero no por maltrato. Sin querer entrar más en este asunto, lo que puedo decir es que yo obviamente cuento con muchos datos, ya que tengo hasta sentencias físicas de ello; es decir, nos hemos preocupado en saber lo que hay alrededor del tema. 

Es un tema complejo de por sí, porque tiene que ver con una separación y todas las cuestiones que hay detrás, como las cantidades económicas y demás. La verdad que yo no soy quien, ni quiero entrar en todas estas cuestiones de su ámbito privado. Lo único que me importa y sé a ciencia cierta, es que Johnny Depp no ha sido ni detenido, ni condenado en sede judicial por maltrato a ninguna mujer. Por lo tanto, para mí es un ciudadano como cualquier otro y teniendo en cuenta su increíble obra cinematográfica, es más que merecido su Premio Donostia 2021.

P: ¿Eres de los que piensa, que hay que separar  la obra del artista?

Sí, porque si pasamos el algodón en la obra del arte y de la cultura, no queda casi nada. El otro día a raíz de esta polémica alguien citaba a Simone de Beauvoir, a quien en su día la acusaron de mantener relaciones con sus alumnas. También podemos hablar de gente como Marguerite Duras que era homófoba, ¿pero qué hacemos? ¿Dejamos de leer sus libros por ello? ¿Hace que sus obras interesantísimas pierdan valor? Yo creo que no. 

El ser humano es muy complejo, por lo que yo no soy capaz de juzgar a nadie; para eso ya están los jueces porque si hablamos de ética, ya bastante tenemos cada uno de vivir con nosotros mismos y con nuestras contradicciones. Yo puedo juzgar una obra artística, ¿pero una persona? 

Si nos ponemos a leer todas las referencias que hay de directores como Buñuel o como Hitchcock en relación con el trato que tenían con las mujeres, también nos escandalizaríamos. ¿Son ciertas o no? No lo sé, lo que sé es que sus obras eran maravillosas. Vamos hacia un disparate tremendo porque, ¿quién decide quién es una mala persona o una buena persona? Lo único que es objetivo son los jueces, que son los que en teoría tienen la potestad para juzgar y condenar, quien es culpable y quién no.

P: Hay otra novedad importante este año respecto a la Concha de Plata, y es que no se hará una distinción entre una interpretación masculina y femenina. Esto es un paso adelante para premiar a los artistas sin distinción de su género, sino únicamente por su valía como actores. Algunos creen que esto va a traer más polémica a la larga. Al final uno no puede acertar con todo, a la hora de tomar decisiones tan importantes como estas ¿No crees? 

R: Yo creo que hay que mirar hacia el futuro, el primero que lo hizo fue el Festival de Cine de Berlín y luego le han seguido otros festivales como el Festival de Cine de Mar del Plata o mismamente aquí, en el Festival de Cine de Huelva. Yo creo que al final, esto de no distinguir las interpretaciones por el género del artista, lo acabaran haciendo todos los festivales en cuestión de cinco años.  

Es verdad que desde cierto sector del feminismo y de la industria, dicen que a medio plazo les parece bien, pero que creen que en este momento, eso va a hacer que las mujeres pierdan protagonismo y salgan más hombres; algo que no tiene por qué ser así, a la vista está con el caso del Festival de Cine de Berlín donde los dos premios fueron a parar a dos actrices. Creo que hay que esperar unos años para ver como evoluciona esto, porque puede ser que los primeros años las decisiones lleguen a ser algo extrañas; ya que habrá jurados que se vean obligados a dar uno y uno o darle a dos mujeres para que no parezca algo discriminatorio, etc… 

Estos son pasos que cuando se inician son extraños, pero que a la larga será algo que se normalice y que lo hagan todos los festivales. Nosotros pensamos que esto es de justicia en un planteamiento feminista y de igualdad, al igual que no hay distinción entre los premios a directores o los guionistas, por ejemplo. 

P: Es de justicia en un planteamiento feminista y de igualdad como has dicho, pero también es un paso adelante para todos aquellos actores no binarios. ¿Verdad? 

R: Claro, nosotros hemos tenido actores no binarios en el festival, que nos decían justamente eso; es decir, de preguntarte ¿Y yo que premio sería? La respuesta era que si estaba interpretando el papel de una mujer pues el femenino y si el papel era el de un hombre pues el masculino. 

Había gente que en ese sentido, no se sentía cómoda con ello y nos lo hicieron trasladar. Al final la identidad de género es una construcción social, por lo que tiene todo el sentido del mundo el que tomásemos esta decisión. 

P: Por último, sabemos que te gusta dar pistas para que nos quememos la cabeza averiguando las posibles películas o actores que van a estar presentes en el Festival de Cine de San Sebastián. ¿Nos podrías dar unas pequeñas pistas, sobre cuál va a ser la película sorpresa de este año? 

R: La película va a estar en el Festival de Venecia y no es española.

 

Entrevista realizada por Dani Jiménez

Deja un comentario