Qué es y cómo hacer un stop motion + ideas y ejemplos

En la animación se aplican diversas técnicas para representar diferentes temas y estéticas. Aunque también por cuestiones de presupuesto, se optan por unas sobre otras. Hoy te presentamos una técnica de animación que incluso desde casa se puede realizar y con resultados geniales. Esta es la técnica de stop motion o animación en volumen

Te mostraremos qué es y cómo hacer un stop motion, además de una clasificación para guiarte de cuáles son las animaciones en volumen más conocidas. Con esa información seguro te dan ganas de crear algo, por lo que te presentamos algunas ideas y ejemplos que te podrían inspirar para tus obras.

1. ¿Qué es un stop motion o animación en volumen?

El stop motion, también llamado animación fotograma a fotograma o stop frame, es una técnica de animación a partir de materiales físicos como papel, plastilina, plástico, algodón, etc., y que tiene como objetivo dar sensación de que estos se mueven o desplazan. Estos se logran haciendo fotografías cada vez que se hace un mínimo movimiento. 

Suelen fotografiarse o dibujarse de 8 a 24 imágenes por segundo; cuanto mayor sea la cantidad e fotografías o dibujos por segundo, mayor fluidez se percibirá. El número de imágenes que tiene un stop motion se sabe al multiplicar la duración en segundos del vídeo por el número de fotogramas. 

Ejemplo de stop motion con frutas

Por ejemplo: Si tenemos un vídeo de 15 segundos y tiene 10 fotogramas por segundo, se multiplicaría 10 x 15 = 150 imágenes. 

Origen e historia

Para saber verdaderamente qué es un stop motion, es imprescindible investigar un poco sobre su origen e historia. En la historia del cine siempre se menciona a Georges Méliès, por su originalidad en el medio. Él se podría decir que comenzó con esta técnica a finales del siglo XIX. Pero también existen otros pioneros como Albert E. Smith, J. Stuart Blackton y Segundo de Chomón.

Asimismo, esta técnica ha estado presente en películas de culto tales como King Kong de 1933; The Terminator, de 1984; y los capítulos IV, V y VI de Star Wars. También en otras películas completamente en stop motion como Pesadilla antes de Navidad (The Nightmare before Christmas) de 1993; o James y el melocotón gigante (James and the Giant Peach) de 1996. Como vemos, este método se utiliza desde hace décadas por renombrados cineastas debido a su gran componente creativo e ilimitado, capaz de expresar cualquier cantidad de historias.

2. Los diferentes tipos que existen

Ahora que sabes qué es un stop motion, te preguntarás… ¿Cuántos tipos existen? y la respuesta es: innumerables, ya que se puede utilizar cualquier tipo de materiales que tengas a la mano, algunos más amateur y otros más profesionales. La clasificación de la animación en volumen que proponemos es:

Cut-out

Se realiza principalmente con papel: fotografías, cartulina, plástico, tela, etc. Si son personajes, estos se unen con algún material como goma de pegar, costuras, chinchetas y cualquiera que permita simular articulaciones. 

Se conoce a Humorous Phases of Funny Faces (1906) por James Stuart Blackton como el primer corto utilizando este método. A su vez, como primer largometraje con cut-out se dice que es El apóstol (1917) por Quirino Cristiani. 

Cabe destacar que actualmente, aunque se realiza de manera aficionada y manual, existen herramientas digitales como After Effects, que permiten crear figuras y fondos imitando las texturas del papel.

stop motion cut out

Ejemplo de cut-out en How Death Came to Earth – Ishu Patel (1971).

Pixilación

Se experimenta con personas. Los sujetos posan y cada movimiento representa un fotograma.  A principios del siglo XX se empezó a aplicar esta técnica. Pero se popularizó por Norman McLaren con Vecinos (1952). El término “pixilación” fue acuñado por el animador Grant Munro, en su película experimental Pixilation; aunque algunos comentan que en realidad fue Norman McLaren quien denominó la técnica. 

Es importante mencionar al cineasta Segundo de Chomón y su película El hotel eléctrico (1908), ya que fue relevante al mostrar todo el potencial de este tipo de animación. Otros autores importantes son Jan Svankmajer y Darren Walsh.

Plastimación o clay animation

Los materiales maleables son la clave: plastilina, arcilla, masa… El animador Joseph Sun junto al director Ralph Wolfe fueron de los primeros en utilizar esta técnica. La idea es esculpir un elemento con estos materiales y mover y/o deformar cada uno para que proporcione sentido de movimiento. Se pueden crear esqueletos con alambres para modelar mejor. No solo hay que prestarle atención a los objetos que intervienen, sino también a los decorados y la iluminación que se involucran en cada escena, puesto que su presencia puede variar dependiendo de diferentes factores externos, por lo que hay que cuidar el entorno. 

Existen subclasificaciones de la plastimación tales como: strata-cut o de corte de estratos, en el que las figuras se rebanan poco a poco y cada cambio se captura, un ejemplo es Kevin Parry. También existe la “fusión de arcilla”, en la que se derriten los materiales. Algunas veces, dependiendo del presupuesto, la plastimación se acompaña con elementos 3D. Actualmente, entre los estudios de que se dedican especialmente a este método de animación se encuentran: Laika, LLC. y Aardman Animations, Ltd.

Ejemplo de stop motion con clay animation

Brickfilm o película de ladrillos

Variante del stop motion en el que se realizan obras con piezas de LEGO o piezas con forma de ladrillo similares. Los primeros brickfilms registrados son En rejse til Månen (Viaje a la luna) (1973), por Lars y Henrik Hassing; y Guerras Lego – Lego Wars (1980), por Fernando Escovar. Como en la clay animation, es posible que se agreguen efectos visuales complementarios de manera digital o que la animación digital haga alusión a LEGO, como The Lego Movie (2014). 

De vez en cuando, las obras brickfilm pueden verse acompañadas de materiales de otras clasificaciones, como plastilina, algodón, papel y otros, con la intención de que el fondo no se perciba tan uniforme.

Lego stop motion

Lego Knights’ Battle (Castle & Kingdoms)

Transparencias

Con acetatos o láminas de plástico transparente se puede dibujar, colorear y calcar con rotuladores, pinturas, etc. Las figuras creadas se superponen a los fondos reales dando a entender que los objetos se encuentran interactuando con lo que les rodea. El método es igual a los otros, se dibuja una forma, se captura, y se borra la parte que hay que volver a dibujar; o simplemente se sustituye la transparencia por otra equivalente al movimiento siguiente. Walt Disney Studios empleó esta técnica en sus primeros filmes:

Ejemplo de transparencias

Go motion

Las figuras no se capturan totalmente inmóviles, se mueven ligeramente cuando el obturador de la cámara sigue estando abierto. Con esto, las figuras obtienen cierto desenfoque o motion blur por el movimiento. También se obtiene sensación de movimiento de otras maneras no moviendo la figura principal, sino la base donde se encuentra; o agregándole vaselina al objetivo de la cámara. 

La idea es que se perciba el movimiento más fluido y natural que un stop motion normal. El go motion fue inventado en 1979 por Phil Tippett y el go motion más conocido es el de Star Wars Episodio V (1980).

3. ¿Cómo hacer un stop motion paso por paso?

En este apartado te mostraremos de manera general cómo hacer un stop motion; es más sencillo de lo que crees.

Materiales

Los materiales que se necesitan dependen del tipo de técnica y de historia que quieras hacer. 

  • Son indispensables una cámara, tablet o móvil con batería y memoria suficiente, mejor si se encuentran en un trípode
  • Es recomendable también un disparador remoto; algunas cámaras pueden conectarse al móvil y éste puede servir. También, si se graba con un teléfono, los auriculares se pueden utilizar como control. 
  • A su vez, se necesita una iluminación adecuada, natural o artificial. Esta última tiene la ventaja de que no varía. 
  • Dependiendo de la técnica:
    • Si es cut-out, necesitas recortes de papel.
    • Con pixilación, actores. 
    • Para plastimación, algún material maleable y alambres para sostener mejor a los personajes. 
    • Si es brickfilm, Legos. 
    • Con las transparencias es necesario algún papel transparente y rotuladores o pintura. 
    • Si es go motion, además de las figuras, es necesario saber cómo se comporta la cámara para que aporte el desenfoque en el momento justo de captura.
 

Los pasos sobre cómo hacer un stop motion 

  • Paso 1: preparar la escena.
  • Paso 2: emplazar la figura u objeto en el encuadre.
  • Paso 3: encender la cámara o móvil e ir a la app para hacer stop motion si se está utilizando una (más adelante te mostraremos las apps disponibles).
  • Paso 4: hacer una foto.
  • Paso 5: poner la figura con el movimiento siguiente. Si es, por ejemplo, transparencias, se borra o se sustituye la anterior por la nueva. Cuando se realiza con plastilina, se debe sustituir las partes por nuevas o moldearlas; aunque es recomendable tener diferentes modelos sin modificar. Si se utiliza una app, probablemente tenga la opción de opacar el fotograma previo para poder ver mejor cuál ha sido la posición previa del objeto, esto es de mucha ayuda para hacer más acertado el próximo movimiento o bien, si se cae o mueve, es más sencillo volver a la posición deseada.
  • Paso 6: una vez finalizada la secuencia grabada, si se realizó a partir de imágenes, estas se pueden unir manualmente cada una y se exporta en formato de vídeo. Si por el contrario se grabó con una app, se puede exportar la obra unida directamente en vídeo.

Tutorial de cómo hacer un stop-motion

4. Programas, aplicaciones y herramientas para realizarlo

  1. Stop Motion Studio: te permite grabar y superponer el frame previo para observar con detalle el progreso. Además, puedes agregar títulos, pantalla verde y mucho más. Es gratis, aunque tiene compras dentro de la app. Disponible para iOS y Android. 
  2. Life Lapse Stop Motion Maker: Ayuda a grabar y editar. Tiene temporizador, superposición de fotogramas para observar el previo, filtros y muchas más opciones. Se encuentra en iOS y Android. 
  3. PicPac Stop Motion: incluye las opciones básicas, además de un disparador por voz. La versión gratuita le agrega una pequeña marca de agua al resultado. Gratis, exclusivamente para Android. 
  4. iStopMotion: te permite reproducir a tiempo real el progreso, puedes controlar la cámara manualmente y otras funcionalidades muy útiles como la superposición de fotogramas. Cuesta 9,99 € y solo está disponible para iOS. 
  5. Dragonframe: si lo que necesitas es un software para PC o Mac, esta es una buena opción. Te permite realizar obras más profesionales e incluye edición de vídeo y sonido. Es de pago, aunque tiene un mes de prueba gratis. Puedes verlo aquí.

5. Ejemplos, ideas y consejos para hacer un stop motion

Para demostrarte el potencial que tienen las producciones de stop motions, te dejamos algunos ejemplos a continuación:

Stop motion como tareas cotidianas

Lost & Found – Andrew Goldsmith & Bradley Slabe

Skate board humano

Para crear estos mundos y personajes tan originales tenemos algunas ideas para ti

  1. Juega con el ángulo de la cámara. Algunos personajes pueden “volar” sostenidos por algún objeto (como alambres), y que no se vean directamente en el encuadre, así te ahorras inconvenientes a la hora de editar. 
  2. Si sabes utilizar las luces, pueden ser de gran utilidad al capturarlas con la cámara. 
  3. Cualquier juguete u objeto puede ser el personaje principal de tu historia, desde un lápiz hasta una pelota. 
  4. Cualquier parecido de texturas con la realidad puede funcionar. Por ejemplo, las nubes o el polvo son similares al algodón; o el plástico, que puede parecer agua. 
  5. Recuerda que puedes agregar efectos en posproducción, si sabes cómo. Tales como efectos de sonido y algunos elementos visuales que no hayas podido implementar en la grabación. 
  6. Si no sabes qué historia hacer, puedes recrear un tráiler, un cuento o un videoclip. No tiene por qué ser completo, puede ser un fragmento. 
  7. Puedes encontrar más ideas en sitios web de inspiración con imágenes como Instagram, Pinterest o We Heart It.

Making of de Wallace and Gromit

Ahora que ya que sabes cómo hacer un stop motion, aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo hacerlo de la mejor manera posible

  1. Fíjate en el raccord, es decir, en que cada objeto, decorado y movimiento se mantenga con la continuidad deseada para que el resultado final posea sentido. 
  2. Cuida la iluminación, ya que esta puede variar, sobre todo si es natural. 
  3. No mover la cámara. Ten cuidado en mover la cámara si no está planeado, arruinaría toda una escena si por error se desplaza de la figura principal. 
  4. Mueve ligeramente la figura, es mejor eso que tener prisa y que en el resultado final se observe un gran salto entre frames. 
  5. Observa si hay materiales traslúcidos en los que se pueda ver tu reflejo. Utiliza ropa oscura y trata que no aparezcas
  6. Cuida los materiales, porque algunos como la plastilina se pueden derretir o echar a perder como la comida o, por ejemplo, los rotuladores, que deben ser unos que se sequen en la textura en la que hayas dibujado. 
  7. La cámara es recomendable que esté en manual para que sea más personalizable la escena, pero puede servir en automático para aquellos que no están seguros de cómo utilizar ese modo. 
  8. Te aconsejamos que tengas ciertos conocimientos de cómo se mueven los personajes para que tengan cierta naturalidad. Tenemos un artículo sobre los 12 principios de la animación para guiarte. 
  9. Piensa antes de grabar. Esto tiene que ver con el encuadre y la idea. Debes tener claro qué grabarás y cómo. 
  10. Existen tiendas online donde puedes comprar materiales especialmente para stop motion, una de ellas es The Stop Motion Store
  11. Algunos festivales permiten obras en stop motion. Esto puede animarte a hacer producciones de calidad y participar. Por ejemplo, el Stop Motion Our Fest (SMOF)
  12. Si quieres aprender más sobre la técnica del stop motion o animación en volumen, hay gran cantidad de vídeos y cursos en internet, así como libros tanto físicos como online. 
  13. Las historias que se pueden hacer son infinitas. Busca inspiración de diferentes fuentes y recuerda que puedes mezclar técnicas de la forma que quieras.

Artículo escrito por Gabriela Pérez

Deja un comentario