El efecto Kuleshov

El efecto Kuleshov: qué es y ejemplos

¿Alguna vez te has preguntado por qué una película nos puede llegar a emocionar y transmitir lo que siente un personaje? Pues este efecto, clave dentro del montaje cinematográfico, es el conocido como efecto Kuleshov. Este efecto sigue una máxima: el efecto dramático y el significado de una película no está sólo en el contenido de sus tomas sino en el montaje que las unen. 

Si eres estudiante de cine o simplemente te interesa saber sobre este elemento clave en el lenguaje cinematográfico, nos remontaremos a su invención y os explicaremos qué es el efecto Kuleshov con ejemplos que ilustren mejor la explicación.

Origen del efecto Kuleshov

Para entender lo que significa este efecto, tenemos que irnos al cine soviético y en concreto a su precursor: Lev Kuleshov. Este cineasta dirigió su primera película en 1917 y posteriormente trabajó como documentalista cubriendo la Guerra Civil Rusa de 1918 a 1920. Fue en esa época cuando comenzó a enseñar en la Escuela Nacional de Cine.

Kuleshov veía en el montaje el mecanismo perfecto para generar emociones al espectador. Él y su alumno Sergei Eisenstein analizaron el trabajo de D. W. Griffith y ambos vieron que existía en esa narrativa unas potencialidades que no estaban siendo explotadas del todo por Griffith. Kuleshov pensó en que si se creaba una yuxtaposición de planos, se podía cambiar la percepción y las emociones que los espectadores tenían cuando veían un plano en relación con el siguiente.

Fue así como surgió el famoso efecto Kuleshov. En su primer experimento, mostró una toma del actor Ivan Mosjoukine con un gesto neutro y sin expresión, y posteriormente lo intercalaba con tres tomas diferentes: una sopa, una chica dentro de un ataúd y una chica acostada. Aquí tenéis ese famoso vídeo.

Efecto Kuleshov

Lev Kuleshov

Efecto Kuleshov

Si os fijáis bien, aunque el plano del hombre sin expresión sea siempre el mismo, al cambiar el plano que le sigue, parece que su expresión facial cambia. Cuando vemos que está emparejado con la sopa, da una sensación de que el personaje puede tener hambre o no, pero está claro que la percepción de lo que siente el hombre con la sopa es totalmente diferente a la que parece transmitir cuando está emparejado con la chica muerta o con la chica en el sofá. Es en este último emparejamiento cuando parece que de la cara neutra del hombre es esboza una leve sonrisa. 

 Aunque hoy día vemos esto como algo intrascendente, significó toda una revolución para el cine de la época y contribuyó a que hoy día tengamos este concepto cinematográfico tan interiorizado. Incluso, este efecto no se basa solo en expresiones faciales sino que puede cambiar el significado de cualquier film. Por ejemplo, Eisenstein profundizó en los estudios de su maestro y creó lo que se conoció como el montaje de atracciones. Para él, el cine es una relación entre dos tomas (tesis y antítesis) cuyo significado es totalmente diferente por separado que mostrados consecutivamente..

Montaje de atracciones

Alfred Hitchcock y su relación con el efecto Kuleshov

El maestro del suspense, Alfred Hitchcock llegó a calificar el efecto Kuleshov como “cine puro”. De hecho, tal y como puedes ver en esta entrevista, habla de la importancia del efecto y nos da una explicación muy clara del mismo.

Una película en la que Hitchcock recurre continuamente al famoso efecto de montaje es la Ventana indiscreta (1954). En esta película, director utiliza continuamente el plano subjetivo a través de los prismáticos que utiliza Stewart alternando con planos cortos de su rostro. 

Explicación de Alfred Hitchcock

Esta yuxtaposición de planos, llevó al propio Stewart a afirmar años después del rodaje, que lo que transmitían las escenas era un significado totalmente distinto a lo que él interpretó. 

Aquí vemos que gracias al efecto Kuleshov, Hitchcock cambió por completo el significado y la percepción que los espectadores tienen al ver la película.

1 comentario en “El efecto Kuleshov”

Deja un comentario