Géneros cinematográficos: Lista y ejemplos

A la pregunta de «¿Cuándo surgen los géneros?» se suele decir que hace decenas de miles de años que el ser humano utiliza historias (inventadas o no) para comunicarse, entretener o conservar un acontecimiento relevante. Estas mismas se han ido transmitiendo a lo largo de los años entre las diferentes generaciones. Desde las historias narradas oralmente, la aparición de la escritura, las obras teatrales o el cine. Para clasificar estas historias dentro unos elementos comunes se crearon lo que se denominó géneros. En el caso del cine: los géneros cinematográficos.

En esta página abordaremos los diferentes puntos de vista y crearemos una lista de los géneros cinematográficos a lo largo de la historia, sus orígenes, las diferentes modalidades que se han tratado, sus características más comunes y ejemplos conocidos de películas que se enmarcan dentro de cada uno de estos géneros cinematográficos.

Esta forma tipificada de narrar hereda muchas de esas categorías de la literatura, sobre todo de la narrativa popular, ya que la narrativa popular reitera ciertos elementos para simplificar la comprensión del relato. Estos tipos de convecciones aún predominan en el ciclo productivo del cine contemporáneo, por lo que resulta útil explorar los orígenes y evolución de los géneros más característicos como pueden ser el terror, la comedia, la ciencia-ficción, etc. 

No obstante, el recurso de los géneros es fundamental para la distribución y promoción comercial de las películas. Dado que se trata de fórmulas narrativas de eficacia comercial, la mercadotecnia que organiza el negocio del cine sigue insistiendo en los géneros para atraer al público. Por ejemplo, cuando una película se presenta como película de aventuras o como cine de terror, sus promotores saben perfectamente a qué segmento de espectadores va dirigido y qué expectativas de rendimiento comercial tendrá. 

Como hemos dicho anteriormente, para clasificar la producción, los géneros cinematográficos se fundamentan en un tema, en una escenografía típica o en una tendencia de producción que distingue a cierta compañía. De acuerdo con este consenso, el espectador que se acerca al cine asume los rasgos originales de cada género, bien sea documental, cine de animación, experimental, melodrama, cine histórico, negro, cómico, terrorífico, de ciencia-ficción, fantástico, musical, de aventuras, bélico, western o erótico. En suma, dicho espectador emplea el género como un distintivo para elegir la programación audiovisual que le resulta más atractiva. 

Básicamente, los géneros cinematográficos se definen como categorizaciones que constan de una serie de rasgos similares y genéricos que sirven para la clasificación de ciertas películas. Por lo tanto, cuando hablamos de géneros nos referimos a esa serie de elementos que ayudan al espectador saber que tipo de película está viendo (tipos de personajes, estereotipos, escenarios, iluminación o ambientes) además del tratamiento de las acciones y situaciones.

Para los espectadores suelen ser una convención que no suelen identificarlos directamente y los directores asumen los géneros como un modelo para ordenar, originalmente según sus aspectos, los contenidos del relato. Además de ser fundamental para la distribución y promoción comercial de las películas. Dado que se trata de fórmulas narrativas de eficacia comercial, la mercadotecnia que organiza el negocio del cine sigue insistiendo en los géneros para atraer al público. 

En este sentido, aquí tienes los diferentes géneros cinematográficos y su clasificación: 

  • Por su estilo (el drama, las comedias, el cine de terror, de acción, de aventura, suspense, de ciencia ficción, los musicales, fantasía, documentales…)
  • Por su audiencia (infantiles, familiares, adultos, para adolescentes).
  • Por su formato (live action, animación…). 
  • Por su ambientación (películas históricas, policiacas, cine del oeste o western).

En su obra/manual El guion (1997),  una de las obras más importantes del siglo XX,  hace una aproximación más detallada de cada uno de los géneros cinematográficos basándose en la práctica, y no la teoría, de numerosos guionistas. Distingue además de géneros (como la historia de amor, la película de terror, el género bélico, etc.), megagéneros (la comedia, el drama social, policíaca, acción/aventura) y supragénetos (como la biografía, el musical, la ciencia ficción, la fantasía, etc.), concretados para formar subgéneros. Y señala que: 

“No hay ninguna lista que pueda ser definitiva o exhaustiva (…) Los géneros no son estáticos ni rígidos. Evolucionan y son flexibles, pero mantienen la suficiente firmeza y estabilidad como para poder trabajar con ellos de manera muy parecida a como juega un compositor con los movimientos maleables de los géneros musicales”. 

Géneros de cine más importantes