Takeshi Kitano: biografía, características y mejores películas

Takeshi Kitano es uno de los principales directores de la cinematografía japonesa, llegando a estar a la altura de Akira Kurosawa, Yasujiro Ozu, Kenji Mizoguchi o Seijun Suzuki

En este artículo trataremos la biografía de Kitano desde sus inicios hasta sus últimas películas, que con un estilo personal en el que los silencios y la violencia son marcas de autor, este director, actor, editor, guionista, pintor, cómico, productor japonés se ha convertido en una figura clave del cine asiático. 

Las mejores películas de Kitano realizadas a finales de los 90 y principios de los 2000 se han llevado los aplausos del público y la aprobación de la crítica, llegando a ganar premios prestigiosos como el León de Oro en el Festival de Venecia o el premio de la crítica en el Seminci.

cine de takeshi kitano

Takeshi Kitano

Biografía de Takeshi Kitano

biografia takeshi kitano

Takeshi Kitano

Inicios 

Takeshi Kitano nace el 18 de enero de 1947, en Adachi, un suburbio en el norte de Tokio, Kitano era el menor de cuatro hermanos, hijo de un pintor alcohólico llamado Kikujiro, que abandono a su familia e hizo que su madre, Saki, tuviera que mantener a su familia de cinco miembros en uno de los barrios más pobres de Tokio y que el joven Takeshi tuviera que trabajar para mantener su familia. 

Llega a estudiar en la prestigiosa Universidad Meiji de Tokio, pero deja la carrera para trabajar en el Teatro Francés de Asakusa, en el barrio del espectáculo tokiota, donde aprende las formas cómicas de Senzaburo Fukami, a quien él sustituye a su retirada. Años después conoce a Kiyoshi Kaneko, con quien forma el dúo “Two-Beat”, un dúo cómico de estilo manzai que triunfa en la televisión en los años setenta con un estilo mordaz y ofensivo, el dúo que se disolvió a principios de los ochenta. 

En esta década Takeshi presenta el Castillo de Takeshi, mítico programa que en España se conoció como Humor Amarillo, un concurso cómico que triunfó a nivel internacional y en el que los concursantes intentaban llegar a derrotar a Takeshi y sus esbirros atravesando una serie de pruebas como “Las zamburguesas” o “El laberinto del Chinotauro”. 

Primer episodio de Humor amarillo doblado al castellano

En este programa algunos de los actores que hacían de sus esbirros reaparecerían en sus películas en papeles secundarios. 

También en esta década Kitano empezaría a acercase al mundo del cine, trabajando bajo el nombre de Beat Takeshi. Su primera gran película como actor fue Feliz Navidad Mister Lawrence (1983) un drama trascurrido durante la Segunda Guerra Mundial en un campo de prisioneros japonés estrenada en 1983 y dirigida por Nagisa Oshima. En esta película Takeshi Kitano (reconocido en los créditos como Takeshi) co-protagonizaba la película junto a Tom Conti, Ryuchi Sakamoto y David Bowie. Kitano se volvería a reunir con Oshima en Gohatto (1999).

El cine de Takeshi Kitano

En 1989 protagonizaría una comedia policial que se tornó en su ópera prima que iba a ser dirigida por Kinji Fukasaku, reconocido director japonés, y que iba a tener por nombre Sono otoko kyôbô ni tsuki, (Cuidado, este hombre es peligroso) o como se llamó internacionalmente, Violent Cop (1989). 

Por problemas relacionados con la agenda de Kitano como presentador del Castillo de Takeshi y enfermedad del director, finalmente Fukasaku dejó el proyecto y entonces Takeshi se ofreció a dirigirlo, a partir de ese punto y tras haber reescrito el guion, la película se convirtió en un drama policial en el que Kitano hacía de Azuma, un policía con métodos pocos ortodoxos inspirado en Harry el Sucio que se ve involucrado en un peligroso asunto al intentar ayudar a Iwata, un policía corrupto implicado en temas de drogas que ha decidido abandonar la banda de narcotráfico con la que trafica. 

Trailer de Violent Cop subtitulado en inglés

En esta película se puede observar las pautas que después se verá en su filmografía, como un marcado tono existencialista que lleva a una violencia realista; un humor negro que en ocasiones roza el sadismo y el mundo criminal como trasfondo que el director japonés pondrá el foco en sus películas. 

Siendo ejemplo de ello su siguiente película Boiling Point (1990), se trata de una sátira de los yakuzas, la mafia japonesa. Está película, la primera que fue escrita desde un principio por Kitano, trata de una historia de venganza y mafiosos en el que Kitano trata de desmitificar la imagen que tenía Takeshi de cómico en la cultura japonesa, encarnando a Uehara, un yakuza violento e inestable que servirá de enlace para el protagonista en el fin de comprar un arma. 

Está película supone un fracaso de taquilla y Kitano decide crear su propia productora, Office Kitano, con la que produciría su siguiente película, Escena frente al mar (1993) y en la que por primera vez no actúa, un drama romántico con el que muestra una nueva faceta como director de dramas y consigue un éxito comercial. Además está película supone el inicio de la colaboración entre Kitano y Joe Hisaishi, compositor japonés conocido por ser el autor de las bandas sonoras de obras maestras del estudio Ghibli como El viaje de Chihiro

La siguiente película de su filmografía supondría un punto a parte de su carrera, Sonatine (1993) es un drama yakuza con el que Kitano se da a conocer en Occidente, tras ser proyectada en el Festival de Cannes de 1993 dentro de la sección An Certain Regard y muestra el estilo del director en su máxima expresión, una historia en la que la violencia, el surrealismo y la camaradería se dan la mano.

director takeshi kitano
Takeshi Kitano en Sonatine (1993)

Tras Sonatine, estrena Getting Any? (1994) una comedia de tono sexual que dirige poco antes de sufrir un accidente de moto que por poco acaba con su vida y que le dejara de por vida varias secuelas. Este accidente le deja un tiempo fuera de las cámaras, centrando su atención en la pintura, unos cuadros de corte surrealista y puntillista que aparecerán como decoración en algunas de sus películas, volviendo a la dirección al año siguiente con Kids Return (1996).

A finales de los noventa se realizan las mejores películas de Takeshi Kitano con:

  • Hana-Bi: Flores de fuego (1997), en la que Kitano vuelve a encarnar a un policía, consiguiendo en esta película juntar escenas de cruda violencia con otras de pura ternura y consiguiendo encandilar al jurado del Festival de Venecia de 1997 que le otorga el León de Oro, máximo galardón del festival italiano. 
  • El Verano de Kikujiro (1999), llegando a estar en competición en el Festival de Cannes de 1999 y ganadora del premio al mejor actor y de la crítica en el Seminci de ese año. Siendo una road-movie en el que el Kitano más tierno y cómico hará presencia. Especialmente famoso por su banda sonora.  
  • Brother (2000), el director de Hana-bi se embarca en su primera película rodada fuera de Japón y en inglés, trasladándose la acción a Los Ángeles y contando una historia de mafiosos con la presencia de Omar Epps en el reparto. 
  • Dolls (2002), un drama romántico de tres historias sobre el amor que además supone el fin de la colaboración entre Hisaishi y Kitano.
  • Zatoichi (2003), una película de samuráis basada en un personaje popular de la cultura japonesa. Resultando esta historia un éxito de crítica a nivel internacional y ganando por ello el León de Plata del Festival de Venecia.

Kitano con el León de Oro

Su siguiente trilogía de películas, autobiográficas y tratando la relación entre el arte y el artista en un tono surrealista, componiéndose de tres películas: Takeshi’s (2005), Glory to the filmmaker! (2007) y Aquiles y la Tortuga (2008). Desde el estreno de Glory to the filmmaker!, el Festival de Venecia otorga el premio Jaeger-LeCoultre Glory to the Filmmaker Award, un premio en reconocimiento a la contribución al mundo del cine del que su primer beneficiario fue Takeshi Kitano y del que otros perceptores del premio han sido Al Pacino, Costa-Gravas o Agnès Varda. 

En 2010 Kitano vuelve al Yakuza con Outrage (2010), que da inicio a una trilogía compuesta de esta, Outrage 2 (2012) y la más reciente, Outrage 3 (2018), y que trata la decadencia del mundo yakuza, y entre medias estrena Ryuzo and his Seven henchmen (2015), una comedia que se centra en la venganza de un yakuza retirado y sus siete secuaces tras ser estafado por phishing.

Trailer de El Verano de Kikujiro (1999) 

Características del cine de Takeshi Kitano

La filmografía de Takeshi Kitano es diversa, dentro de su cine destaca el tratamiento frio y directo de la violencia, un acto explosivo que siempre lleva a sus personajes al límite, otro punto destacado de su estilo son los silencios en lo que no ocurre nada, con escenas vacías y personajes en ocasiones mudos, enterándose el espectador de lo ocurrido en voz de otro personaje que regaña o cuenta lo ocurrió al otro. 

Pues el cine de Kitano es deudor del cine mudo y en especial de Buster Keaton, con una inexpresividad característica no exenta de críticas.

Trailer de Zatoichi (2003) donde podemos ver rasgos del estilo de Kitano

Su cine por otro lado también tiene conexión con la biografía de Takeshi Kitano, como su infancia en un barrio marginal o el contacto con el mundo criminal, mostrándose en su máxima expresión en Glory to the Filmmaker!, en la que uno de los segmentos se inspira en la infancia del director. Además de que sus películas tienen un tono existencialista que sumado al humor negro dan un tono oscuro a sus historias. 

Por otro lado la Yakuza, la mafia japonesa, se ha convertido en manos del director japonés en una organización recurrente en sus películas. El drama Yakuza se puede incluso calificar como un subgénero (dentro del drama mafioso) y es su género preferido dentro de unas historias recurriendo al desorden en el montaje, como el flashback o flashforward o la elipsis para poder innovar en unas películas que han convertido al que es uno de los mejores cómicos del país nipón en una figura clave del cine asiático.