Stanley Kubrick

Todo amante del cine sabe quién es, o al menos ha escuchado alguna vez el nombre de Stanley Kubrick.

Stanley Nació el 26 de julio de 1928 en la ciudad de Nueva York. Siendo todavía adolescente, trabajó como fotógrafo para la revista Look antes de adentrarse en el mundo del cine en la década de 1950.

Dirigió varias de las películas más influyentes del cine, films como: Espartaco (1960), Lolita (1962), La naranja mecánica (1971), 2001: Odisea del Espacio (1968), El resplandor (1980) o La Chaqueta metálica (1987).

Kubrick murió en Inglaterra el 7 de marzo de 1999 antes de terminar el montaje de la que sería su última película Eyes Wide Shut (1999). Si quieres conocer más sobre la vida, el cine o sobre las películas de este afamado director: sigue leyendo.

Biografía de Stanley Kubrick

biografía stanley kubrick
Autorretraro de Kubrick

Creció en el Bronx (Nueva York). Su padre trabajaba como médico y su madre era ama de casa. De niño apenas fue a las clases, incluso eran iguales su registro de asistencia como el de ausencias. Esto era debido en parte por problemas con sus compañeros que lo tachaban como un chico “raro y marginado”. Según sus palabras:

“Nunca aprendí nada en la escuela, y nunca leí un libro por placer hasta los 19 años”.

Tras el fracaso académico, intentó dedicarse a oficios más creativos como la música o la fotografía. Esta última faceta le permitió convertirse en un prometedor como fotógrafo para el periódico de la escuela y, a los 16 años, comenzó a vender sus fotos a la revista Look. Un año después, fue contratado para el personal de la revista.

Pronto, comenzó a llamarle la atención todo lo relacionado con el séptimo arte y se adentró en el mundo del cine explorando con el lenguaje cinematográfico gracias a sus conocimientos en fotografía.

A inicios de la década de 1950 empezó a rodar sus primeros cortometrajes. Estos cortometrajes eran documentales y estaban financiados por amigos y familiares. Tras esas primeras pruebas, fue en 1953 cuando dirigió, editó, sonorizó y fotografió su primer largometraje: el drama militar de 1953 Fear and Desire (Miedo y deseo).

Durante toda su carrera como director de cine, Kubrick realizó 13 largometrajes entre 1953 y 1999. Sus primeros estrenos fueron: El atraco perfecto (1956), Senderos de Gloria (1957), el aclamado film Espartaco (1960), Lolita (1962), basada en la novela de Vladimir Nabokov, y ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (1964). En esta película, debido a la negativa de las fuerzas armadas de EEUU, él mismo construyó decorados a partir de fotografías.

Escena ‘Lolita’ (1962)

Escena ‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’ (1964)

2001: Una odisea en el espacio.

En 1968, Stanley Kubrick estrenó su película más trascendente para la historia del cine reciente: 2001: Una odisea en el espacio. En este film, Kubrick se ocupó de la producción durante años. Tareas que fueron desde la co-escritura del guión con Arthur C. Clarke hasta el trabajo en los efectos especiales, y por supuesto, la dirección.

Aunque la película fue un éxito enorme, su primera proyección pública no lo fue tanto. El público asistente abandonó la sala con abucheos y pitos. Curiosamente, este hecho fue solo puntual. La película tuvo una gran cobertura mediática e incluso se mantuvo en algunos cines más de 4 años después de su estreno.

Tras 2001: Una odisea en el espacio, Kubrick siguió rodando películas. Films que todo cinéfilo las tiene en un pedestal como: la distópica Naranja Mecánica (1971), el drama histórico Barry Lyndon (1975), que tiene la peculiaridad de que está totalmente rodado con luz natural o en su defecto velas, y para el que aprobó personalmente cada uno de los trajes para miles de extras en escenas de batalla

Stanley kubrick una odisea 2001
Fotograma de '2001: Una odisea en el espacio

El resplandor (1980), película calificada por muchos como la más terrorífica de la historia y que llevó a sus actores al límite (hizo que Jack Nicholson repitiera 134 veces una escena) y el drama de bélico La chaqueta metálica (1987).

Stanley Kubrick murió mientras dormía después de sufrir un ataque cardíaco en su casa de Childwickbury Manor, Hertfordshire, Inglaterra, el 7 de marzo de 1999, horas después de entregar al estudio una copia de lo que sería su última película, Eyes Wide Shut (1999). La conocida como “la película maldita”, protagonizada por Nicole Kidman y Tom Cruise.

Características de su cine

Kubrick consiguió tener a lo largo de su carrera cinematográfica, su propio estilo a la hora de hacer cine. Si se puediera sintetizar en uno a varios conceptos su estilo diríamos que es “arriesgado y particular“, un estilo que cambió la forma de mirar el cine.

Su forma de rodar está presente en cada plano, en cada movimiento de cámara, en las angulaciones, en lo meticuloso y lo estético de la composición (el encuadre, la iluminación, la fotografía).

Temática de su cine.

Stanley Kubrick fue un director que no se centró en un tema o género cinematográfico. Dentro de la amplia gama de géneros que abordó tenemos: ciencia ficción, películas bélicas, policíacas, películas de terror, dramas de época o películas sobre sexo.  Como punto de encuentro en sus temáticas, el director le gustaba hacer uso de contrastes: el amor y el odio, el sexo y la violencia, el deseo y el miedo… todos estos contrapuntos siempre relacionados con la existencia y las relaciones sociales de los seres humanos con un último mensaje crítico.

Fotograma ‘La Naranja mecánica’ (1971)

Estilo formal de su cine.

Dentro del estilo formal de director se pueden distinguir varias etapas. En sus inicios, su estética está claramente influenciada por la forma clásica, supeditada a los géneros y estilos de la época. Por lo tanto vemos a un Kubrick muy encorsetado y limitado por los cánones que se ve obligado a seguir. Aunque es ya en esta época cuando se comienza a formar su estilo como director-autor. En estos atisbos de estilo podemos ver su obsesión por el punto de fuga central, lo que le da al encuadre mucha estabilidad y simetría. Esta obsesión por la composición fotográfica se debe a su formación como fotógrafo. 

Poco a poco va conformando su estilo propio, cada vez más va realizando largos travellings muy novedosos para la época como en el caso de El resplandor (1980). En esta película Kubrick se convirtió en uno de los pioneros en utilizar la steadycam (un estabilizador que permite hacer movimientos muy rápidos sin brusquedades). Con la steady, mostraba planos similares al punto de vista subjetivo del personaje o planos más reales en la persecución de los personajes.

Escena steadycam en ‘El resplandor’ (1980)

Otro de los recursos más utilizados por el cineasta eran los primeros planos, utilizados sobre todo en los momentos más dramáticos del argumento. Un ejemplo es los primeros planos de Alex cuando es torturado en La naranja mecánica (1971).  

Como director ganó fama de ser muy perfeccionista y estricto con los actores, llevándolos a límites extremos. Se recuerdan numerosos abusos en cuanto a las repeticiones de tomas. Un ejemplo es en La naranja mecánica (1971), donde hizo repetir la escena donde bajan al escritor por las escaleras 53 veces porque no le gustaba como estaba actuando un actor. 

Su actitud perfeccionista no solo se limitaba a la dirección de actores, sino que abarcaba a todos los departamentos de la producción y postproducción de sus películas. Por ejemplo, trabajaba codo con codo con el montador e imponía su visión particular y estructurada. Era super meticuloso con la elección del momento del corte y la forma en la que se unían los planos (fundidos constantes, cortes con planos similares en cuanto a simetría…).