Crítica de ‘La voz humana’ (2020) Pedro Almodóvar

Crítica de ‘La voz humana’ de Pedro Almodóvar

Almodóvar gana también en las cortas distancias

Puntuación ⭐⭐⭐⭐⭐ (5/5)

Pedro Almodóvar, uno de los más grandes autores de la cinematografía española, demostró seguir en forma al estrenar en 2019 Dolor y Gloria, filme absoluto de tintes autobiográficos. Durante su estreno en el Festival de Cannes, Pedro Almodóvar anuncio que rodaría su primera obra en inglés, La Voz Humana. 

Cortometraje interpretado por Tilda Swinton e basado en la obra homónima de Jean Cocteau que ya se ha referenciado anteriormente en su obra, ya sea como poster en La Ley del Deseo o sirviendo de base para el argumento de otra película, Mujeres al borde un ataque de nervios

La Voz Humana, primera incursión en el cortometraje del director manchego desde los años 70, supone además su primera obra rodada en inglés. Un cortometraje que se centra una mujer que espera a que su examante venga a recoger las maletas tras abandonarla para casarse con otra mujer. 

Este melodrama, nos introduce al mundo de una actriz de mediana edad que ha sido abandonada por su amor y que quiere mostrarle que ya ha superado su ruptura, diciéndole que ya sale con amigas o su agente le ha conseguido nuevos contratos, fachada para ocultar sus cicatrices emocionales. 

crítica de la voz humana 2020

Póster de la película

Una mujer que ha visto su mundo derrumbarse ante la desaparición del que fue el centro de su vida. El núcleo del filme es el monologo que realiza Tilda con su antiguo amor por teléfono, aunque esta vez la posibilidades del Bluetooth permiten que pueda desplazarse por la casa, un piso de gran estética almodovariana que el director manchego no niega su naturaleza ficticia y nos muestra como lo que es, un decorado dentro de un plató. 

Un juego con la metaficción que se ve desde el primer fotograma y que nos introduce al lado teatral del corto sin negar su naturaleza cinematográfica. En resumen: Un escenario, una actriz, una historia. Una historia de pérdidas que recuerda, cómo se mencionó antes, a otras obras del director manchego y que su estilo está presente, ya sea en las vestimentas de la protagonista o el mobiliario del piso, colorido y con formas geométricas. 

Conteniendo obras de arte de diferentes autores, como Héctor y Andrómaca (1912) de Giorgio de Chirico. O guiños a otros directores como Quentin Tarantino. Además de mostrar un alto nivel de vida como ya viene acostumbrándonos a hacer el director en su cinematografía.

Crítica de La voz humana 2020

destacar ante todo la actuación de Tilda Swinton, el viaje emocional que nos transporta es magnífico y consigue enganchar al espectador desde su primera aparición, con esa cara melancólica que nos introduce al tono de la obra. En la que además de melancolía se dan cita otros sentimientos como la esperanza o la ira. Por lo general en La Voz Humana vemos a un Almodóvar supremo que sigue en forma continuando su cinematografía, una compleja con obras maestras, a la par de otras obras menores y olvidables. 

Este joven manchego que hacía películas de bajo presupuesto en el Madrid de la movida consiga llegar a nuestros días como una figura clave de la historia del cine y un icono cultural español, abriéndose con este cortometraje a otro idioma y viendo sus futuros proyectos, podemos garantizar que seguiremos teniendo Almodóvar para rato. Los 30 minutos de este cortometraje no se hacen cortos, tampoco largos, tiene el tiempo justo para que nos quedemos prendados de esta pieza de arte que encierra un final bello y esperanzador en esta triste historia. 

En conclusión, La Voz Humana es la demostración de que Pedro Almodóvar sigue ahí, ni la pandemia, el inglés o la duración resienten la calidad de su obra y que es una obra maestra digna del autor manchego.

“La belleza es inmortal”

 
Por PJ Martínez

Deja un comentario