Crítica de Desconocidos (All of Us Strangers) (2023): reseña y opinión

Un paso suspendido a través del abismo de los traumas

Puntuación ⭐⭐⭐⭐✪ (4/5)

Crítica de Daniel Hernández Hompanera (@doark_13)

Charlie Kaufman dijo durante una conferencia de guion de 2011 aquello de que intentaba emplear el tiempo fílmico para hablar de la “herida”. La herida es desconocida y muy antigua, es un territorio que se debe explorar a ciegas, pero, sobre todo, es dolorosa. En todos habita una herida interna, específica y general. La herida es la fuente de las debilidades y patetismos del ser humano, pero también la fuente de inspiración de su arte y filosofía. Existe también un pequeño y maravilloso poema de Stephen Crane que versa sobre esta herida:

En el desierto

Vi a una criatura, desnuda, bestial

Que, agachado en el suelo

Sostenía su corazón entre sus manos

Y comía de él.

Le dije: “¿Está bueno, amigo?”

“Está amargo – amargo”, respondió;

“Pero me gusta

Porque es amargo,

Y porque es mi corazón.”

“In the desert” de Stephen Crane. Traducción de Daniel H. Hompanera

 

Critica Desconocidos 2023 opiniones. All of us strangers

Cartel de la cinta

El pasado 23 de octubre de 2023 asistí en el Teatro Cervantes (Valladolid) a la proyección de Desconocidos (2023), el último filme de Andrew Haigh protagonizado por la espectacular dupla de Andrew Scott y Paul Mescal. La cinta, basada parcialmente la novela Strangers de Taichi Yamada, narra como Adam, un guionista de cine y televisión, regresa a la casa de su infancia y se encuentra con sus fallecidos padres a la par que comienza una relación con su misterioso vecino. La película formó parte de la Sección Oficial de la 69ª edición de la SEMINCI, donde ganó la Espiga Arcoíris.

Desconocidos (All of Us Strangers) es una herida en el corazón, un paso suspendido por el abismo de los traumas, una exploración de la inexpugnable oscuridad de la tristeza. Si de algo trata el filme de Andrew Haigh es del dolor humano y, más específicamente, del masculino. Nuestra cultura determina que el hombre debe ser un ente estoico que funcione dentro de la normatividad social, alguien que proteja al resto y no muestre vulnerabilidad o sentimientos. Cuando una persona se sale de esa línea de actitud es tachado como un extraño, un ser raro y poco valioso para la sociedad, lo que lleva a un sentimiento generalizado de soledad. Ello los convierte en esos extraños de la sociedad, esas personas apesadumbradas con una herida que sangra.

En este caso tenemos dos protagonistas que están cubiertos de traumas y soledad que parten de su propia infancia. Adam es un escritor, un artista, algo que tiende a relacionarse con ese concepto de sensibilidad, pero a esto se añade su orientación sexual y el haber crecido en la sociedad homófoba de finales de los 80 e inicios de los 90. Por otro lado, a Harry (Paul Mescal) se lo observa desde el exterior, pero se aprecia que es una persona que sufre y que está marcada por una infancia desconocida y por una soledad que teme profundamente. En este sentido, como ya ocurre en Aftersun (2022), Paul Mescal interpreta este tipo de papel de maravilla.

Tráiler de Desconocidos (2023)

La cámara en All of Us Strangers se mueve por el escenario como en un trance onírico. Antes cité a Charlie Kaufman y no fue solo por aquello de la herida, sino porque existe una conexión cinematográfica entre la obra del director estadounidense y el filme de Andrew Haigh: la unión entre la dolorosa herida y el carácter onírico de sus obras. Eso sí, Haigh posee una voz propia y diferenciada, además de ser más minimalista que Kaufman y menos encaminado a la fantasía.

Hay otro aspecto visual que quiero destacar de Desconocidos, uno que es, quizá, el que más gente está deseando: su erotismo. Cuando hablamos de cine queer y erotismo nos hallamos ante la situación de que las representaciones eróticas y estéticas de relaciones lésbicas son comunes: desde la maravillosa Je, tu, il, elle (1974) hasta obras como La vida de Adèle (2013) o The Handmaiden (2016) e incluso obras de explotación como Vampiros Lesbos (1971), la representación erótica del lesbianismo ha sido común en el cine de los últimos 50 años, pero muchos de estos casos (exceptuando a Chantal Akerman) tienen una visión masculina detrás que difumina el sentimiento de deseo de los personajes con el del deseo que ejerce el punto de vista del director. En cambio, la representación en el cine de las relaciones entre dos hombres no tiende a tener esa carga erótica. En ese sentido, Andrew Haigh realiza una exploración con la cámara de los cuerpos de sus protagonistas desde una perspectiva erótica, algo que ni siquiera se logra en Strange Way of Life (2023).

En cuanto al reparto, poco hay que declarar que no sepamos ya de unos actores de la magnitud de Andrew Scott y Paul Mescal. Ambos son capaces de transmitir ese dolor y deseo de sus personajes de forma comedida, evitando el patetismo e histrionismo hollywoodiense. También hay que destacar el trabajo de Claire Foy y Jamie Bell como los padres de Adam, especialmente el de la primera.

Anotaciones

A veces uno, como tiene la posibilidad, decide regresar a su crítica unos meses después para añadir ciertas reflexiones. Estaba organizando mi Top de películas de 2023 para la web cuando me puse a reflexionar, en frío, sobre All of Us Strangers. Este filme conecta emocionalmente de una forma muy profunda con algunas personas. No creo que sea “pornografía emocional gay” como leí a una persona en Letterboxd, puesto que la orientación sexual no es algo de peso para conectar con la experiencia de la película, pero entiendo que la escena más problemática pueda ser ese final. Igualmente, no creo que todas las experiencias cinematográficas tengan que ser una celebración. Es algo importante que hacen filmes como Orlando, mi biografía política (2023), pero también son necesarias las experiencias amargas.

Ahora bien, es cierto que la parte que mejor funciona de All of Us Strangers es la que se relaciona con la familia del protagonista y no tanto las relacionadas con el personaje de Paul Mescal. El final de este personaje es efectista, la verdad, y eso es un punto criticable que, entiendo, les haya estropeado la experiencia a algunos espectadores. También está el problema de haberse vendido el filme como un drama romántico. No lo es. Hay drama y romance, sí, pero no es el punto principal de la obra. También hay algunos tramos de la película que pierden ese ritmo de trance somnoliento y que tienen menos potencia que el resto.

Estas notas sirven para explicar lo siguiente: conecté profundamente con All of Us Strangers, pero este tiempo alejado me ha servido para reflexionar y aplicar una porción de razón. A lo mejor en un tiempo me arrepiento y vuelvo hacia atrás, o no, es algo que nunca se sabe, pero siempre está bien reflexionar sobre un filme e, incluso, cambiar ligeramente de opinión.

Conclusión

Desconocidos (All of Us Strangers) duele. Es una herida abierta y helada que siente calor por primera vez en mucho tiempo. Una experiencia humanamente triste, pero humana. Se tiende a pensar que las críticas de cine tengan que ser análisis impersonales, pero parte del funcionamiento de este filme es su conexión desde el punto de vista emocional. Añadido a ello, la labor de un crítico cultural no deja de ser una mezcla entre análisis artístico y juicio propio. La fecha de estreno en España es el 23 de febrero de 2024.

Ficha técnica:

All of Us Strangers (2023)

  • Reino Unido
  • Duración: 105 minutos
  • Dirección: Andrew Haigh
  • Guion: Andrew Haigh. Novela: Taichi Yamada
  • Música: Emilie Levienaise-Farrouch
  • Dirección de fotografía: Jamie Ramsay
  • Productora: Blueprint Pictures, Film4 Productions, Fox Searchlight. Distribuidora: Fox Searchlight
  • Género: Drama

Deja un comentario